Vinaora Nivo Slider 3.x
LA GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO

Manatí supera los 4.000 damnificados

En  seis instituciones educativas y varias casas de familia que han servido como albergues voluntarios, se encuentran alojadas por lo menos 4.000 personas afectadas por las inundaciones en el municipio de Manatí, en donde  hace presencia efectiva la Gobernación del Atlántico, acompañada del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, la Cruz Roja y la Defensa Civil, para atender las necesidades de quienes lo han perdido todo.

El Gobernador Eduardo Verano De La Rosa y la alcaldesa de ese municipio Silvia Pérez, visitaron cada uno de los lugares de albergue para inspeccionar la manera en que están siendo atendidos los damnificados.


Un equipo completo de la secretaría de educación departamental, encabezado por la jefe de esa dependencia, Lilian Ogliastri, se encarga de coordinar las acciones en la Escuela Normal, en donde hay por lo menos 1.800 personas alojadas.

En otros colegios como el Cerezal llegan a cada hora las personas que huyen de las aguas del Canal del Dique, que ya inundó la zona rural y parte del casco urbano a escasas cuatro cuadras de la Alcaldía.

“Este es el verdadero drama, hemos hecho presencia pero se requiere más acción, necesitamos más solidaridad del Gobierno Nacional, más sensibilidad de los empresarios y más ayuda de los ciudadanos para salvar a estas familias” dijo el Gobernador en medio de los requerimientos que hacen cada uno de los afectados.

El mandatario se declaró conmovido con las escenas que se registran en los albergues, pero en tono firme y apelando a la fe de los humanos por la existencia de un ser superior, manifestó que estamos a prueba y que esta emergencia se supera con la unión de esfuerzos.


Por su parte la secretaria de educación departamental Lilian Ogliastri, dijo que las instituciones educativas recién remodeladas en Manatí están dispuestas para acoger a la gente, pero advirtió que hay que seguir abriendo alternativas porque el número de damnificados va a crecer.

Hizo un llamado a la ciudadanía para que colabore, específicamente en Manatí se requiere pañales desechables y alimentos para niños entre los cero y los cinco años ya que hay mucha población infantil afectada.


Este fin de semana el Gobernador y su equipo siguen trabajando duro y visitando los albergues para multiplicar el llamado a la solidaridad en medio de unas condiciones que califica como adversas. “Estamos a prueba y es el momento de demostrar para de que estamos hechos”, concluyó Verano.


ASESORIA DE COMUNICACIONES