Vinaora Nivo Slider 3.x
SECRETARÍA DE DESARROLLO ECONÓMICO

Repoblamiento bovino en el sur del Atlántico es un hecho

 

El proceso de repoblamiento bovino con sistemas de silvopastoreo en el sur del Atlántico ya es una realidad porque la Administración Departamental cumplió lo previsto dentro del programa ‘Reactivar Atlántico’ a través del cual se les entregaron 5000 reses a 1.000 familias ganaderas afectadas por la emergencia invernal de finales de 2010 y 2011.

La séptima y última entrega con la que finaliza esta primera fase de este Programa que pretende ser replicado en el 2014 se realizó en los municipios de Candelaria y Campo de la Cruz.

En Candelaria se hizo la entrega de 145 reses a 29 pequeños y medianos ganaderos, y en Campo de la Cruz 475 reses fueron conducidas a 95 hatos de igual número de familias. En total, se suministraron 620 vacas a 124 familias.

Tarquinio Maza Carrillo, beneficiario de Candelaria sostuvo que si bien al principio se quejaban por el abandono en el que se sentía hoy el panorama es distinto. “Esto es muy bueno porque nosotros fuimos damnificados por la ruptura del canal del Dique y por eso esto para nosotros es una gran ayuda uy más aún en este momento que la estamos necesitando”, sostuvo el pequeño ganadero.

De igual manera, su colega, Antonio Luis Rodríguez destacó el hecho de que el proceso de repoblamiento bovino no se limitara a la entrega de animales sino que permitió adecuar sus fincas a través del sistema silvopastoril para que la producción de los animales diera un resultado altamente positivo.

“Hasta ahora vamos bien con esto porque siempre nos han estado colaborando con todos los servicios que nos están prestando”, dijo Rodríguez.

El gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre se mostró complacido con los resultados de ‘Reactivar Atlántico’ por el impacto a mediano plazo que hay en la población. “Deseamos continuar con este proyecto porque no solo se garantiza la seguridad alimentaria de este segmento de la población sino que a mediano plazo se incrementarán sus ingresos”.

IMPACTO ESPERADO

Con la implementación del proyecto, en tres años se espera recuperar con esta intervención integral aproximadamente entre el 30% y 35% del hato perdido, con base en los siguientes cálculos: 5000 hembras preñadas obtengan en el primer año, un 80 % de crías viables, es decir, 4000 cabezas más, representando un incremento real de 9000 cabezas. Esto es, un 22.5%. En el segundo año, atendiendo la realidad estadística de indicadores productivos esperados, las 5000 hembras nos podrán entregar un 70% de crías; es decir, 3.500 más, para un total de 12.500 cabezas, con lo cual, el indicador de recuperación ascendería al 31%.

En el tercer año, considerando que el 50% de las crías sean hembras reproductivas, se calculan unas 1.500 reses adicionales para un total de 14.000 reses.

Cabe resaltar que con la introducción de un mejor ganado tipo leche, aunado a un mejor sistema de alimentación y al manejo de buenas prácticas ganadera, se espera que el promedio leche/vaca/día, pase del 3.2 a 6.0., generándose un efecto multiplicador en la producción láctea, superior al porcentaje de recuperación.

La implementación del sistema silvopastoril además de garantizar una mejora sustancial en los suelos, mejores condiciones de alimentación, mayor humedad en los suelos, disminución de temperatura para un mayor confort de los animales y reserva alimenticia para las épocas críticas, dada la rotación de los animales en forma sistemática, permite aumentar la capacidad de carga por hectárea de manera sustancial.

Además de esta iniciativa, se espera la generación de nuevas propuestas productivas que permitan complementar el desarrollo socio económico de Sur del departamento del Atlántico, con estrategias como ésta, en las que se ha producido una armónica intervención de los sectores público, del orden nacional y local con los empresarios del campo.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES