Vinaora Nivo Slider 3.x
GERENCIA DE CAPITAL SOCIAL

Repelón, a resguardar derechos de la primera infancia y las familias

 

Luego de que se obtuvieran excelentes resultados con la apertura del primer Centro de Intervención Social del Atlántico (CISA) en el municipio de Galapa, se dio la oportunidad de replicar la exitosa experiencia en el municipio de Repelón.

Y esto fue posible hoy cuando el gerente de Capital Social de la Gobernación del Atlántico, Luis Tapia García y la alcaldesa de Repelón, Cecilia Solet Carrillo, luego de algunos actos protocolarios en el que participaron niños y niñas, cortaran la cinta con la que, de manera oficial, los más pequeños cuentan con un espacio en el que se pueden exigir sus derechos.

El gerente de Capital Social de la Gobernación sostuvo que el CISA de Repelón desde ya se convierte en un punto de referencia para todos los ciudadanos del casco urbano, sus cuatro corregimientos y dos veredas.

“El CISA es de gran importancia porque aquí se resguardarán los derechos de la primera infancia, y de la familia en general porque esto se ha hecho con la articulación de distintos entes como el Icbf, el Ministerio de Trabajo, la Policía de Infancia y Adolescencia y la Comisaría de Familia del municipio”, explicó Tapia García.

En total se invirtieron $100 millones en la infraestructura y dotación básica este centro, de los cuales $60 millones fueron aportados por la Administración Departamental y los $40 millones restantes fueron suministrados por la alcaldía municipal.

La alcaldesa de Repelón destacó el impacto positivo que tendrá el CISA en la familia porque brindará atención a problemáticas de máxima urgencia para los ciudadanos.

“Tenemos jóvenes con problemas de drogadicción, tenemos maltrato infantil y familias disfuncionales, por eso es que el CISA que le estamos entregando a la comunidad el día de hoy tiene una importancia muy grande porque necesitamos intervención para que esta juventud mire hacia adelante”, sostuvo.

Así mismo destacó la posibilidad que tendrá de atender poblaciones lejanas como los corregimientos Cien Pesos y Las Tablas que para llegar al casco urbano se tomaban hasta 40 minutos lo que desestimulaba la presentación de reclamos y quejas a favor de los niños.

Esto se hace posible porque la dotación del CISA incluye una van con la que los funcionarios podrán movilizarse hasta las zonas más alejadas.

El vicepresidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Nuevo Milenio, Adel Rafael Sanz Pérez destacó el interés que ha causado en la comunidad y la injerencia que tendrá entre los menores de edad.

 “Es importantísimo tener una institución como esta porque nuestros niños necesitan más atención. Nuestro barrio, nuestra población se ha estado deteriorando un poco por falta de atención y por eso han estado descarriándose y con esto vamos a tratar de brindar mejores oportunidades a nivel social y personal”, destacó el líder local.

La intención de la Administración Segebre es continuar articulando esfuerzos para que construyan más CISA por el Atlántico con el fin de cerrarle el cerco a la vulneración de los derechos, especialmente, a los de la primera infancia.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES