Vinaora Nivo Slider 3.x
GERENCIA DE CAPITAL SOCIAL

Bebé de dos meses, beneficiario número 200 mil de la Ruta Social

 

 

 

La joven familia Valencia Hernández había intentado en varias ocasiones registrar a su segundo hijo, el pequeño Ángelo, pero no lo habían logrado debido a inconvenientes tecnológicos que se presentaban en la sede de la Registraduría de Candelaria en los días en que ellos se acercaban a realizar el trámite.

 

La Ruta Social le posibilitó a Ana Karina, la madre de Ángelo, obtener de forma rápida el Registro Civil de su hijo. Gracias a este documento el niño podrá gozar de atención en salud y, más adelante, de otros servicios del Estado como educación, alimentación, entre otros.

 

Por eso Ana Karina, su esposo y sus dos hijos fueron de los primeros en llegar a la plaza de Candelaria, escenario donde se prestaban los 70 servicios de la Ruta Social. Allí fueron recibidos por Patricia Abudinén, primera dama del Atlántico y por Patricia Cárdenas, registradora delegada del departamento, quienes apoyaban en ese momento a los demás funcionarios de la Registraduría para dar inicio a la jornada de atención en esa población.

 

“Nos atendieron bien y de forma rápida. En unos cuantos minutos nos dieron un registro que llevábamos varias semanas solicitándolo”, asegura Ana Karina.

 

Como el pequeño Ángelo, otras 137 personas disfrutaron los servicios que prestó la Registraduría en Candelaria. La beneficiarios salieron de la estación “Atlántico más identificado” con Registro Civil, Tarjetas de Identidad y Cédulas.

 

Otra familia feliz con la Ruta Social en Candelaria fueron los Guerrero Castro. Doña Cristina fue hasta la plaza a buscar una silla de rueda para su esposo, Ricardo Guerrero, quien no puede salir del albergue Nueva Esperanza, el lugar donde viven, por no contar con un método para desplazarse. Hasta allá llegó la Ruta Social. Funcionarios de la administración departamental le llevaron la ayuda técnica a Ricardo, quien de inmediato estrenó su silla con la que podrá salir a recorrer las calles del pueblo.

 

“Queremos agradecer a todos nuestros aliados de la Ruta Social, entre ellos a la Registraduría, porque sabemos que esta tarea de venir a los municipios requiere una gran logística, recurso humano y económico. Todo este esfuerzo se ve recompensado con la satisfacción de la gente al recibir los beneficios y ser atendidos por personas con vocación de servicio”, anotó Abudinén.

 

La Primera dama del departamento hizo un balance de los resultados de la Ruta Social. Manifestó que se alcanzaron todos los objetivos propuestos, la Gobernación llegó a la casa de la gente identificando sus necesidades para posteriormente brindarle más de 70 servicios. Más de 200 mil personas disfrutaron de esta estrategia de la administración departamental, que llevó los servicios del Estado más cerca de las comunidades.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES