Vinaora Nivo Slider 3.x
GERENCIA DE CAPITAL SOCIAL

Todos ponen a la hora de reducir el trabajo infantil en la costa Caribe

 Sin duda que para la Administración Segebre los niños y niñas son su prioridad, de allí que a la construcción de Centros de Desarrollo Integral (CDI) y los Centros de Intervención Social del Atlántico (Cisa) por todo el Departamento, se sumen acciones como la realización del “Primer Foro Regional sobre Trabajo Infantil, Orientaciones para el Desarrollo de la Política Pública en la Costa Caribe y experiencias locales significativas para su erradicación” que se realizó hoy en el piso 12 del edificio de la gobernación del Atlántico. Allí estuvieron delegados de distintas organizaciones que trabajan en la erradicación del trabajo infantil para socializar sus experiencias y a partir de allí elaborar insumos para la política pública que se podrá ejecutar en cada uno de los departamentos, municipios y distritos de la región Caribe.
 
La Primera Dama del Atlántico, Patricia Abudinen sostuvo que el punto clave es organizarse y a partir de allí adelantar acciones en beneficio de las nuevas generaciones.
 
"Aunque en Barranquilla y el Atlántico el trabajo infantil no alcanza las dimensiones de otras partes del país, estamos convocando a los distintos actores que trabajan en este tema para no permitir que este flagelo se incremente", sostuvo la Primera Dama.
 
La delegada de la Fundación Telefónica Colombia y el Centro de Estudios en Economía Sistémica (Ecsim), Claudia Liliana Aparicio indicó que su organización se convierte en socio estratégico de la gobernación del Atlántico con el fin de seguir trabajando en esta iniciativa.
 
Según cifras suministradas por esa organización, en el país hay cerca de 1.100.000 niños y niñas trabajando, dato que se incrementa a 1.400.000 con los que trabajan en los hogares hasta por más de 15 horas y que según la última medición supera un poco más del 9% de mediciones anteriores.
 
"En Barranquilla, la tasa es del 6%, lo que representa 27.000 niños y niñas trabajando. Estamos volviendo a las tasas de trabajo infantil de 2007, lo que es una buena noticia, pero hay que tener en cuenta que esta medición no cumplió con los mismo criterios de la anterior porque la encuesta no fue ampliada sino que se aplicó sobre los hogares que ya habían sido encuestados", sostuvo Aparicio.
 
Agregó que la agricultura y los servicios que se ofrecen en la calle siguen siendo las labores que más demanda el trabajo infantil. "Adicionalmente, preocupa el incremento de los trabajos en los hogares porque los niños están en riesgo porque están a cargo de adultos desconocidos lo que los expone a cualquier vulneración de derechos.
 
En la medición pasada, el 75% de los niños que estaban trabajando aseguraron que estaban estudiando y en la actual, el 65% dijo que sí, lo que representa un descenso de 10%.
 
La representante de la Vicepresidencia de la República, Natalia Rodríguez dijo que aunque el reporte de trabajo infantil en Barranquilla no alcanza cifras dramáticas, resulta muy positivo que se estén compartiendo experiencias de todo tipo para hacerle el cerco a esta problemática.
 
Este encuentro fue organizado por la Gerencia de Capital Social de la Gobernación del Atlántico y las experiencias expuestas fueron:
 
- Restituir derechos - Sin niños trabajadores en Sucre, expuesta por Hernando Jaime Amorocho de la Corporación de Observación Mercado de Trabajo en Sucre.
 
- Proniño, una experiencia  exitosa en la erradicación del trabajo infantil en la costa Caribe, expuesta por Claudia Liliana Aparicio de la Fundación Telefónica Colombia.
 
- Fortalecimiento de las políticas de prevención y erradicación del trabajo infantil y plan de empleo de jóvenes por Juan David González de la gobernación de Magdalena.
 
- Juego y descubro. Una alternativa lúdica para el auto reconocimiento y desarrollo de potencialidades  de niños, niñas y adolescentes en situación de explotación sexual en Barranquilla, expuesta por Nazly Mulford de la Fundación Cedesocial.
 
- Restitución de Derechos a través de programa de intervención, por Tatiana Vargas  de la Corporación Desarrollo Social.
 
ASESORÍA DE COMUNICACIONES