GERENCIA DE CAPITAL SOCIAL

La Ruta Navideña irrumpió con éxito en el sur del Atlántico. Primer arribo: Manatí

“Mi mami me dijo: levántate y báñate que hoy te van a dar un regalos”, dijo Elizabeth Pérez Gallego, una niña de 8 años al narrar la alegría inmensa que sintió cuando su madre le explicó que la gobernación del Atlántico había escogido como primer destino de la Ruta Navideña 2012, el municipio de Manatí. Al llegar a la Institución Educativa Normal Superior de Manatí donde se realizarían todos los actos programados, cayó en cuenta que cientos de niños y niñas entre cero y nueve años estaban siendo organizados en grupos de 50 por funcionarios de la Administración Departamental quienes portaban en sus cabezas un gorrito navideños como distintivo.

De inmediato se acomodó en el grupo de la jefe de prensa de la secretaría de Educación del Atlántico, Laritsa Mercado quien le tomó los datos para total transparencia a la hora de la entrega de los obsequios.

“Estoy feliz”, fueron las cortas palabras de esta niña quien recuerda como hace dos años sintió pánico al ver la angustia de sus padres ante la inminente inundación que dejó devastada una amplísima zona geográfica que supera cuatro veces la de Barranquilla.

Debajo de la concha acústica de esa institución educativa y en estricto orden se dio inició a las actividades programadas con las que se pretende avivar el espíritu de la Navidad. “Nuestro propósito no es darle un regalo a un niño, nuestro fin es que rescatemos todos los valores que trae la Navidad como el compartir en familia, la cena navideña y por eso comimos buñuelos hoy y mira este ambiente con los villancicos con los que cantamos al alrededor de un pesebre la bienvenida del nacimiento del niño Jesús”, expresó la primera Dama del Atlántico y primera Gestora Social, Patricia Abudinen.

Los niños, niñas y padres de familia disfrutaron de una programación que incluyó: rezar la novena navideña; la presentación del Pesebre en Vivo, obra teatral que dirige el Maestro Tomás Urueta; luego la cena navideña, los mensajes cristianos a cargo del grupo de la Pastoral de la Arquidiócesis de Barranquilla y finalmente la entrega de los regalos.

“Aquí lo que queremos rescatar y recordar son los valores que encierra la Navidad y todo esto surge de la suma de esfuerzos de la Primera Dama del Departamento con las demás Primeras Damas de los municipios, los funcionarios de las distintas secretarías de la Gobernación y la recompensa es ver estos más de 2000 niños unidos en una oración, no tiene precio”, sostuvo el gerente de Capital Social de la gobernación del Atlántico, Luis Tapia.

Para que los 2000 niños del casco urbano y los 600 restantes que viven los alojamientos temporales de El Limón, en el corregimiento de Compuertas tuvieran un rato inolvidable fue imprescindible el aporte de la Fundación Uniprado y la Red de Apoyo de la Policía Metropolitana de Barranquilla quienes se unieron a esta noble causa con la donación de los juguetes gestionados a través de la gerencia de Capital Social.

“Nos pareció muy bueno el propósito de mantener vivo el espíritu de la Navidad y decidimos apoyar en especial al municipio de Manatí por ser uno de los más afectados con la emergencia invernal. Nosotros donamos 2.500 regalos, unos se entregaron aquí en Manatí y los otros se entregarán en Galapa”, explicó el vicepresidente de la Fundación Uniprado y Red de Apoyo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, Jorge Molina.

Así la Ruta Navideña continúa generando sonrisas por todo el Atlántico donde se tiene previsto que serán beneficiados 12 mil niños y niñas de 8 municipios y 7 corregimientos. Mañana lunes llegará al municipio de Campo de la Cruz y su corregimiento de Bohórquez.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES