GERENCIA DE CAPITAL SOCIAL

Del albergue al Metropolitano, la ruta de un sueño

Presenciar un partido de fútbol en el Estadio Metropolitano de Barranquilla puede ser para muchos una actividad previsible o cotidiana, pero para la gran mayoría de niños y niñas que viven en el sur del Atlántico representa una verdadera fascinación por ver muy de cerca la pasión y la euforia que ven por televisión. Por este motivo, el Gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre y el gerente de Capital Social, Luis Tapia firmaron un convenio con Atlético Junior para que 3.000 niños y niñas del Departamento asistan a los partidos de los cuadrangulares finales de la Liga Postobón.

El primer grupo de niños y niñas vino de Manatí: se había presupuestado que fueran 350, pero se tomó la decisión de ampliar el cupo a 500, lo que permitió que más sonrisas se vieran en el sur.

Uno de los beneficiados fue Edinson Pérez Quintero quien vive junto a sus padres y una tía en el albergue Nuevo Amanecer donde fueron a parar por culpa de la histórica inundación de finales de 2010 que dejó a siete poblaciones sumergidas en la tristeza.

Edinson cuenta que casi no duerme la noche anterior, al esperar que el sol despuntara. “Me despertaba frecuentemente a mirar si ya era de día y desde tempranito me bañé, me cepillé los dientes y desayuné rápido para esperar a que mi tía me avisara cuando llegaban los buses y cuando los vi, me alegré mucho y me subí con mis amigos”, expresó Edinson.

Poco antes del medio día todo estaba listo, en los 8 buses que estaban en la plaza central del municipio se subieron los demás niños que fueron seleccionados por el Alcalde del municipio, Abel Devia Vizcaíno y los seleccionados por las instituciones educativas que luego se unieron a los demás que estaban a las afueras del albergue a la entrada de Manatí.

En caravana, salieron los buses mientras los menores, acompañados de sus tutores, entre los que estaban docentes, líderes comunitarios, funcionarios de la Gobernación, miembros de la Policía de Infancia y Adolescencia, coreaban con fuerza “junior”, “junior”, “junior”.

“Los niños de las instituciones educativas San Luis Beltrán y la Normal de Manatí fueron escogidos de acuerdo a su nivel académico y también, a manera de incentivo, incluimos a los que se recuperaron, muy a pesar, de que durante el año tuvieron muchas dificultades”, dijo la sub secretaria de Educación Departamental, Mónica Torres.

Una simpática coincidencia que tuvo esta caravana ocurrió en la oreja del puente que intercepta a la Murillo con la Circunvalar donde los niños tuvieron la oportunidad de ver el bus que transportaba a los jugadores de su ¡Junior del alma!

Se abrió de manera preferencial una puerta para los honorables visitantes del sur quienes ingresaron en una kilométrica fila india a la zona occidental baja del Estadio Metropolitano. Edinson, al ver el verde intenso de la grama de la cancha, se puso las manos sobre el rostro y quedo un rato expectante. “Yo nunca había venido aquí y me parece más bonito que en televisión”, dijo un momento después.

El gobernador del Atlántico, José Antonio Segebre los recibió y compartió todo el juego con ellos en la grada del Estadio.

La alegría se multiplicó  cuando al minuto 14, Junior infló la red contraria, lo que hizo que el grito de este niño de 10 años se mimetizara con el de los espectadores que asistieron a este compromiso que permitió que la “Gobernación y el Junior anotaran gol por los niños del Atlántico”, nombre que se le dio al convenio que suscribió el ente territorial con la escuadra rojiblanca.

El gerente de Capital Social de la gobernación del Atlántico, Luis Tapia destacó el comportamiento de los niños y  niñas e indicó  que este acuerdo permite enlazar una Administración preocupada por el bienestar de los sectores más débiles de la sociedad y la responsabilidad social empresarial de Atlético Junior .

Por su parte, el Alcalde de Manatí mostró su beneplácito por esta actividad que rebosó de alegría a estos niños y niñas que se fueron felices después de vivir una experiencia sencilla y emotiva, sin descontar el triunfo 2-1  de la escuadra rojiblanca.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES