Esperanza para las mujeres víctimas de violencia

 

La apuesta de la Secretaría de las Mujeres por la protección integral y la prevención de la violencia de las Atlanticenses ya ha dado sus frutos con el DPIM – Departamento de Protección Integral con más de 250 casos atendidos.

Esperanza, una mujer cercana a los 40, sonríe tímidamente mientras levanta su mirada y se llena de valor para narrar la vida de violencia y sometimiento que ha vivido luego de casi 10 años de “vivir con el enemigo”, el padre de sus dos hijos.  Esta residente de Galapa cuenta su historia frente al personal de especialistas de la Secretaría de las Mujeres para encontrar ayuda, luego de ser víctima de violencia física y sicológica, bajo constante amenaza de muerte y prohibición de ver sus hijos por parte de su esposo.


Su valentía salió a flote luego del apoyo de su familia y de recurrir al acompañamiento profesional del equipo del Departamento de Protección Integral a la Mujer  - DPIM, iniciativa de la Secretaría de las Mujeres y la Equidad de Género de la Gobernación del Atlántico, que desde el 5 de diciembre de 2012 ha atendido más de 250 mujeres.


“Las actuales cifras de violencia contra las mujeres no son más que otra forma de recordar que este es un problema latente que ha estado presente en la historia de las mujeres desde siempre y que hoy, gracias a la  ley 1257 de 2008,  se reconoce como delito en Colombia; por eso las mujeres deben seguir denunciando, ellas están protegidas por esta Ley y los hombres agresores saber que por los actos de violencia ya pueden ser penalizados”, afirmó la secretaria de las Mujeres y la Equidad de Género del Atlántico, Stybaliz Castellanos Giovanini.


La oferta de la Secretaría a través del DPIM consiste en orientación psicológica y asesoría jurídica gratuita con profesional experto en violencia contra las mujeres e intrafamiliar, acompañamiento ante instituciones de protección y justicia, y seguimiento de los casos reportados por las mujeres con el fin de garantizar la protección integral la garantía de sus derechos y el acceso a la justicia, además de otras campañas para prevenir, reducir y erradicar cualquier tipo de violencia en contra de las mujeres, todos estos servicios recibidos por Esperanza para adelantar su trámite de divorcio y custodia, fijación de cuota alimentaria y tener todas las garantías de no repetición de la violencia en su hogar.


“La problemática de la violencia contra las mujeres también necesita un cambio en la manera como los hombres se relacionan con las mujeres, por eso iniciamos la convocatoria para que hombres vivan de manera armoniosa sus relaciones y poder contrarrestar los casos de feminicidios en nuestro Departamento”,   afirmó Castellanos, haciendo alusión al proyecto “Transfórmate Tú Hombre” que acaba de iniciar su despacho para conformar la Red de Hombres por el Buen Trato en el Atlántico y con una oferta de formación en nuevos roles de masculinidad y en enfoque de género.


Estas acciones, entre otros proyectos para la autonomía económica, reconocimiento de derechos sexuales y reproductivos, participación política y desarrollo humano integral, son adelantados por la  Secretaría de las Mujeres en su meta de ejecución de la Política Pública de Mujer y Género en el Atlántico y en sus compromisos asumidos a nivel nacional para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Política Pública Nacional de Mujer y Género.

 
ASESORÍA DE COMUNICACIONES