Spanish English French German Italian Japanese
La Gobernación del Atlántico

$50 mil millones para conectividad vial turística

Un recorrido por tres importantes vías que ejecuta la Gobernación del Atlántico en la zona norte del departamento, en el denominado anillo  turístico, permite observar el notorio avance de los trabajos para desarrollar la conectividad entre Barranquilla, Puerto Colombia, Tubará y la zona turística del Atlántico.

Son $50 mil millones los que se invierten en la construcción de tres vías que significan la reivindicación de la zona, expresada en disminución de tiempos de desplazamiento y calidad de vida para la población beneficiaria.

El Gobernador (e ) Pedro Lemus, el secretario de Infraestructura Juan Pablo Deik y el secretario de Planeación Walter Varela, realizaron el recorrido para mostrar a los medios de comunicación como avanzan las obras.

La Vía Las Flores-La Playa, que está prácticamente terminada permite conectar a Barranquilla desde el punto de intercepción de la Vía 40 y la circunvalar en el Barrio Las Flores, a la prolongación hacia el corregimiento de La Playa.

Inicia el recorrido en la Rotonda de Tecnoglas, jurisdicción distrital a la altura del monumento a Doña Adela de Char y sigue hacia La Playa en una longitud de 4.5 kilómetros, con capa asfáltica de 10 centímetros de espesor y un tramo final en concreto rígido.

En esa obra se invirtieron 14 mil millones de pesos y de acuerdo con las explicaciones entregadas por el Gobernador encargado Pedro Lemus, garantiza la movilidad para los habitantes de la Playa, al punto de reducir los recorridos a menos de la tercera parte de lo que antes se necesitaba por la 51B.

La segunda vía en plena ejecución, es la controvertida obra de la carretera Barranquilla-Juan Mina-Tubará, que sirve para el tráfico pesado de camiones al relleno sanitario los Pocitos. Se está trabajando a ritmo acelerado para entregarla antes de seis meses, con una inversión de 15 mil millones de pesos por parte de la Gobernación del Atlántico y otros $10 mil millones que se gestionaron ante el Gobierno Nacional.

“Desde el punto de vista de lo social esa vía garantiza el cumplimiento de un compromiso inaplazable con los habitantes de Tubará y Juan Mina, quienes el año anterior realizaron varias protestas ante el deterioro de la vía”, dijo Pedro Lemus.

Las especificaciones técnicas permiten tener una vía amplia y ante todo resistente al tráfico al que se ve sometido el pavimento por las características de los vehículos que la transitan.

Para el desarrollo turístico de la zona costera hay una vía que se convierte en eje fundamental de la conectividad en el norte del Atlántico. Con una inversión de 11 mil millones de pesos, la Gobernación entregará pronto la vía Tubará-Bajo La Habana-Via Al Mar, que permite recorrer el más hermoso entorno paisajístico del departamento.

“Esta vía es un ejemplo de lo que se debe hacer para facilitar a los turistas accesos rápidos y seguros en zonas altas, con vistas hacia el mar”, explicó el secretario de Infraestructura Juan Pablo Deik.

La obra se inaugura en un mes y se espera que con esta carretera construida en concreto asfáltico flexible, pero resistente a los embates de fenómenos naturales se tenga la verdadera conectividad turística.

A lado y lado de la vía se han construido muros de contención con espesor y técnicas de enrocado, que previenen los deslizamientos súbitos en la zona montañosa.

Antes de concluir la presente administración, se entregarán en el Atlántico vías de conectividad en las cuatro zonas geográficas, pues además de la costera hay obra en marcha en el Centro y la Banda Oriental, más la recuperación vía de la infraestructura afectada por el invierno en el denominado Cono Sur del Atlántico.

 

 

ASESORIA DE COMUNICACIONES